Saltar al contenido

Walden Tres y la sociedad perfecta

Walden Tres

Walden Tres es una novela científicamente concebida bajo los postulados de la psicología y de la Síntesis Experimental del Comportamiento.

Es una obra utópica que ha sido considerada como la más influyente en su área en el ámbito hispano. No existe otra que proponga una sociedad científica en idioma castellano, y que haya tenido un reconocimiento internacional tan amplio.

Walden Tres es el único libro publicado originalmente en español que plantea la posibilidad de una sociedad construida con base en la ciencia.

El libro fue publicada por primera vez en España, y se ha traducido a inglés, alemán y portugués. Describe la posibilidad de crear una sociedad ideal bajo los postulados de la Síntesis Experimental del Comportamiento, teoría que propone Rubén Ardila.

Es una obra apasionante que permite reflexionar acerca de la cruda realidad de miseria e iniquidad que aqueja al mundo. Y cómo la ciencia, especialmente la psicología, pueden aportar para crear soluciones efectivas.

Walden Tres detalla la forma de hacer una sociedad «feliz», perfectible, con base en el análisis y la síntesis experimental. Describe específicamente en detalle cada una de las áreas de la vida social que Walden Dos de B. F. Skinner no tuvo en cuenta. La economía, la política, la delincuencia, la ecología, para citar solo unos pocos ejemplos; tienen un sentido muy diferente en una sociedad de mil personas (Walden Dos) que en otra de varios millones (Walden Tres).

En su libro sobre el pensamiento utópico contemporáneo afirma Mondús (1981) refiriéndose a Walden Tres:

… Su reincidencia en el objetivo de proponer planteamientos utópicos en el contexto formulado por Skinner hace pensar que los juicios del gran conductista no están fácilmente superados, como querría una gran parte de la crítica que la polémica en torno a su obra suscitó”.

Walden Tres en un nuevo contexto

Pero, por otro lado, el nuevo contexto de Walden Tres, situado en el mundo de problemas que el Tercer Mundo, y más concretamente en América Latina tiene planteados, da un espaldarazo mucho más importante a la idea sostenida tantas veces por Skinner en el sentido de que su obra no pretende anular la libertad… Y da un espaldarazo por cuanto la fácil acusación de imperialismo hecha a la actividad conductista norteamericana queda puesta en cuestión desde el desarrollo de la trama de Walden Tres en América Central.

“… Walden Tres es un libro contemporáneo, en el mejor sentido de la palabra, donde se entrelazan ciencia y política. Está destinado a convertirse en un clásico al lado de Walden, de Thoreau; Walden Dos, de Skinner; Un mundo feliz, de Huxley y 1984, de Orwell, entre otros”.

En comparación con otros libros que plantean sociedades utópicas, Walden Tres es una obra ambiciosa, realista y ante todo, científica. Aborda los temas más relevantes que hacen parte de una sociedad y plantea, a la vez, profundas modificaciones en ellos para hacer posible un mundo “perfectible”.

Walden Tres muestra cómo las grandes potencias de nuestros días consideran que una “sociedad perfecta, libre y feliz” atenta contra sus propios intereses; fundamentados en la competencia “salvaje”, la primacía de una ideología sobre las demás, y la destrucción del equilibrio ecológico. Igualmente, plantea la terrible contrastación entre la moral de una sociedad poderosa y la nueva moral de una sociedad científicamente construida. Explicita el dilema existente entre la libertad propuesta por la sociedad dominante y la nueva libertad de una sociedad al estilo Walden.

Libro Walden Tres

Walden Tres

Comprar ahora

Ficha técnica del libro

  • Autor: Rubén Ardila
  • Editorial: Biblomedia
  • Año edición: 16/05/2020
  • Formato: eBook
  • Páginas: 187
  • Precio: 9 dólares
  • Uso simultáneo de dispositivos: Sin límite

El libro aborda los temas críticos que componen una sociedad en cualquier época, y los lleva a una transformación científica para que se haga posible la sociedad ideal: infancia, familia, trabajo, reforma del calendario, educación, sexualidad, ancianidad, ejército, el lugar de la ciencia, la religión, la ecología, la política internacional.

¡Indiscutiblemente Walden Tres es un libro que lleva a reflexionar acerca de la paradoja de un “Apocalipsis Moderno” y el Paraíso que podría construirse aquí y ahora desde un enfoque científico!

En Walden Tres aprendemos a establecer la diferencia entre «Competir» y «Cooperar». Entre la «Imposición del Comportamiento» y la «Modificación del Comportamiento», entre «Hacer lo que se debe» y «Hacer lo que se quiere».

Sin duda el lago Walden ha servido para que se propongan diferentes utopías, en contextos y épocas distintas, pero unidas por la preocupación acerca del futuro, de su planificación, y de la forma de lograr que la vida sea más positiva y armónica para los seres humanos.

¿Cómo nace el Walden Tres?

Rubén Ardila cuenta de qué forma surge la idea de escribir Walden Tres. He aquí algunos de sus apartes:

“Cuando leí el Walden Two, de Skinner y reconocí su importancia como sociedad utópica y como aplicación de la psicología científica al diseño de culturas, me entusiasmé grandemente con sus potencialidades. Esto me llevó a estudiar otras propuestas de construir sociedades ideales, incluyendo las de Platón, Tomás Moro, Francis Bacon, Orwell, Huxley, Bellamy y, obviamente, Marx y los marxistas.

Había numerosas propuestas utópicas, la mayoría de las cuales se habían escrito en inglés: no había ninguna originalmente escrita en español, lo cual me sorprendió, dado que pensaba que el pensamiento utópico podía haber sido muy atractivo para los hispanohablantes por su amplia cosmovisión, más allá de las limitaciones del tiempo y del espacio. Para un contexto cultural tan «idealista» como el nuestro, las utopías debían ser muy atractivas. Pero no encontré ninguna utopía originalmente escrita en castellano.

Establecí contacto con Los Horcones de México, visité su comunidad, viví con ellos, admiré –y todavía admiro – su gran valentía al convertir en realidad los sueños más preciados de los analistas del comportamiento. El diseño de culturas tiene su mejor expresión en Los Horcones. Probablemente este experimento, que ya lleva más de tres décadas, es una de las mejores pruebas de la propuesta skinneriana.

En el año 1978 estaba trabajando en Puerto Rico, como profesor visitante del Centro Caribeño de Estudios Posgraduados (hoy Universidad Carlos Albizu). Entre septiembre y octubre de 1978 escribí Walden Tres, que me tomó 8 semanas (el Walden Two lo escribió Skinner en 7 semanas). Parece ser que este tipo de libros no puede ser obra de años, aunque su elaboración previa –en mi caso particular al menos- pueda tardar mucho tiempo…”.

¿Qué plantea el libro?

El libro muestra detalladamente la construcción de un nuevo mundo, en un país latinoamericano. Los personajes principales son un psicólogo y un dictador negro. El primero dedica sus mejores esfuerzos y todos sus conocimientos a reorganizar el país, incluyendo la reforma de la economía, la educación, el trabajo, la familia, la sexualidad, las relaciones interpersonales, la comunicación, la rehabilitación de delincuentes, y otras áreas de la vida social. El dictador –cuyo nombre es Martín Lutero Rey – se encarga de la organización política de la nueva sociedad y de su inserción internacional. Ellos y sus colaboradores logran importantes progresos en poco tiempo.

La historia de un joven suramericano

La historia es narrada en primera persona por David González, un joven suramericano que acaba de recibir un Doctorado en Psicología Experimental en Harvard, bajo la dirección de Skinner. Trabaja en Panamá y se siente frustrado por las pocas perspectivas que posee la investigación científica en su país de adopción.

Un día David, recibe la invitación de un joven general negro, Martín Lutero Rey, que acaba de dar un golpe de estado en el país. Con espíritu mesiánico le solicita al Dr. González que unan sus esfuerzos para forjar juntos una nueva sociedad, más razonable y humana que todas las que han existido hasta ese momento.

El militar y el científico constituyen así una especie de filósofo-gobernante, pero en dos cabezas diferentes. Se dedican a las tareas de construir un Walden Tres en el trópico. Reúnen grupos de expertos para planificar la familia, la educación, el trabajo, el sistema penitenciario, la sexualidad. Nada es dejado al azar. Todo se sujeta al análisis y la síntesis experimental del comportamiento. Lo fundamental es la planeación: la sociedad de Walden Tres no es punitiva, toda la gente debe vivir feliz y hacer lo que quiera; pero debe estar condicionada a querer lo que debe querer. El proceso dura un poco menos de 5 años y termina abruptamente.

El libro es una descripción detallada de la forma de hacer una sociedad «feliz», perfectible, con base en el análisis y la síntesis experimental. Describe en detalle cada una de las áreas de la vida social que Walden Dos no tuvo en cuenta. La economía, la política, la delincuencia, la ecología, para citar solo unos pocos ejemplos, tienen un sentido muy diferente en una sociedad de mil personas (Walden Dos) que en otra de varios millones (Walden Tres).

¿Cuál es la concepción psicológica de Walden Tres?

Es claro que una nación no existe sola en el panorama mundial, sin «padrino» fuerte, con una ideología novedosa (el humanismo comportamental), sin Marx ni Jesús, enfrentando olímpicamente a las grandes potencias. Posiblemente Walden Tres dé más importancia a las limitaciones del análisis experimental en el campo político que a sus posibilidades. Sin duda es mucho más realista que la utopía skinneriana.

Mondús, en 1981, afirmó acerca de Walden Tres lo siguiente:

«… su reincidencia en el objetivo de proponer planteamientos utópicos en el contexto formulado por Skinner hace pensar que los juicios del gran conductista no están fácilmente superados, como querría una gran parte de la crítica que la polémica en torno a su obra suscitó.

Por otro lado, el nuevo contexto de esta obra, situado en el mundo de problemas que el Tercer Mundo, y más concretamente en América Latina tiene planteados, da un espaldarazo mucho más importante a la idea sostenida tantas veces por Skinner en el sentido de que su obra no pretende anular la libertad… Y da un espaldarazo por cuanto la fácil acusación de imperialismo hecha a la actividad conductista norteamericana queda puesta en cuestión desde el desarrollo de la trama de Walden Tres en América Central. Y todo aquello, además, sin ceder a la no menos fácil tentación, la de la resignación del que acepta impunemente la dependencia, actitud más que lejana del propósito de Rubén Ardila”.

Una comunidad solo puede tener éxito si se fomentan y se refuerzan las conductas comunitarias, solidarias y humanísticas.

Mondús, A. (1981). El pensamiento utópico contemporáneo. Barcelona: Editorial CEAC.

Skinner, B.F. (1948/1966). Waldent two. New York: Macmillan.